Te proponemos conocer…

OTRO LUGAR, NUEVOS PAISAJES, GENTE DISTINTA

No te lo pierdas

TEMBLEQUE

Estampa castellana y manchega

La visita a Tembleque es imprescindible para conocer su Plaza Mayor, una de la plazas más representativas de la arquitectura civil barroca del siglo XVII. La construcción copia, en grandes dimensiones abiertas, los corrales clásicos de comedias. Por sus dimensiones, la plaza albergaba espectáculos populares y taurinos, siendo una de sus tres puertas, además de acceso, el callejón de toriles. Con columnas toscanas de bases cuadrangulares, la plaza está porticada en dos de sus lados. Los dos cuerpos superiores de las edificaciones circundantes exhiben corredores mantenidos por gruesos pilares de madera, los antepechos se decoran con la cruz de San Juan y las fachadas quedan encaladas. Su célebre torreón destaca por su altura, sirviendo de palco en las celebraciones festivas.
Fuente: www.turismocastillalamancha.es

CONSUEGRA

Impresionante crestería de molinos

El más amplio y mejor conservado grupo de molinos de Castilla-La Mancha se encuentran alineados sobre el cerro Calderico. Se conservan 12, todos de nombres cervantinos. El molino Sancho (s. XVI) conserva su maquinaria y hace la molienda del trigo una vez al año. Bolero tiene la oficina de turismo, Rucio cuenta con una exposición de vinos, y Espartero tiene una exposición de artesanía toledano. Junto a los molinos se encuentra el castillo. Debió ser una torre de vigilancia en origen, erigida durante el Califato de Córdoba. Alfonso VIII lo conquistaría en el siglo XII, cediéndolo a la Orden Militar de Jerusalén, quien le daría su forma actual. En el s. XIX fue ocupado por las tropas napoleónicas, que destruyeron los archivos de la orden. Posteriormente, cayó en estado de ruina progresiva hasta que en la década de 1960 comenzó su restauración la escuela-taller de Consuegra, que sigue realizando trabajos en el mismo.
Fuente: www.shootinginspain.info

TOLEDO

Ciudad de las Tres Culturas

Toledo, declarada Patrimonio de la Humanidad, no nos permite elegir entre las fuentes de su cultura y su historia: toda ella es mezcla de tiempos y pobladores, de culturas y religiones, todos los estilos están en sus monumentos, todas las actividades seculares se representan en ella y su visita engrandece el alma, la inteligencia y la cultura. Toledo no deja indiferente y se nos clava en la memoria como el lugar al que volver siempre y que nunca terminaremos de conocer.
Abrazada por el meandro del Tajo, su posición geográfica guarda las causas de su longeva importancia. El hombre siempre encontró en el Torno del Tajo un lugar de privilegio estratégico para asentarse. En alto y rodeada por el foso natural del río, no deja dudas de su emplazamiento defensivo y de vigilancia. Por ello, algunos de los monumentos importantes están relacionados con su estructura militar: el Alcázar, las murallas o el Castillo de San Servando…
Toledo se erige como una ciudad tolerante que entendió ser elegida por distintos pueblos que la habitaron y supo respetar sus pasos, conservando aún hoy huellas importantes que le han otorgado el sobrenombre de Ciudad de las Tres Culturas.
Fuente: www.turismocastillalamancha.es

¿ Necesitas alejarte de la ciudad ?

La alameda te ofrece un entorno relajante

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche AQUÍ para más información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies